27 de enero de 2010

Vi orar a las montañas

Me sentí tan pequeño, como en una molécula de nube evaporada.

2 comentarios:

Quetzalli dijo...

Yo me sentiria igual , realmente imponente.
Hermosa foto

Luiroga dijo...

¡El asceta de la erosión!