25 de julio de 2009

canto de una pena que nunca llegará a su fin

todavía hay mucho por decir...y sentir

2 comentarios:

R dijo...

de hecho, cada que me subo a un camión me siento abandonado, pero por mí. sólo miro los rostros de la gente, son tan apacibles, a veces, y tan desesperantes, otra veces.

.Albatros ojeroso. dijo...

De seguro todos estaban viendo un choque o una de esos eventos mórbidos que tanto nos gustan y satisfacen. Foto triste.