8 de junio de 2009

Fantasma



no hace falta verlo a los ojos, su mirada siempre la tendremos presente